martes, 21 de septiembre de 2010

Primavera.


PRIMAVERA

 Buenos Aires tal vez sea el sueño de algún mago.
Pero ciudad inevitable y mía
que al guiñarle un cachito de sonrisa,
 dispone repintar la primavera.  
……………………………………………………………………………….
 El setiembre fecundo de luz y veintiuno     
es un vaso repleto de vino gusto a ganas.
Lucen dos colegialas de pelo a contraviento,
el color de tus ojos y tu blusa floreada.

Un motín de sonrisas ha sublevado el aire.
Y en este mediodía de soles derramados
vaga un dios, de festejo entre nosotros.
___________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada